TuSermon.com
Predicaciones - Sermones - Estudios Biblicos - Reflexiones Cristianas
INICIO
SERMONES Y PREDICACIONES
SERMONES DE USUARIOS
ILUSTRACIONES PARA SERMONES
BOSQUEJOS DE SERMONES
HOMILETICA
HERMENEUTICA
PREDICADORES
DEVOCIONALES
VIDEOS
MAS PREDICAS
 
MUSICA CRISTIANA
SIGUEME NETWORK
INFOSIGUEME
PREDICAS.CO
Recuperando el hacha
Romeo Guevara
 
 

En una oportunidad, un hombre llegó a un aserradero a pedir trabajo. El dueño le preguntó si podía derribar árboles, y el le dijo que sí. Se le hizo una prueba y lo hizo muy bien, por lo que inmediatamente se le otorgó el trabajo. El primer día llegó a la hora estipulada y completó su meta del día derribando 30 árboles. El siguiente día hizo lo mismo y cumplió la meta nuevamente.

Sin embargo al tercer día el hombre disminuyó a 26 árboles en el día. El dueño lo amonestó, ya que la cuota era de 30 árboles. Al día siguiente se levantó mucho más temprano, dos horas antes de su horario normal, para poder superar su cuota diaria. Pero al final de la jornada se había quedado todavía más corto. Tan sólo había derribado 20 árboles. Y así fueron los siguientes días,aunque trabajaba con más tezón y ahínco e invertía más tiempo, cortaba menos árboles. Como era de esperarse el dueño lo llamó y le preguntó que era lo que pasaba? El hombre no pudo contestar. Enseguida le dijo el dueño que le enseñara su hacha y le preguntó ¿cuándo fue la última vez que la afiló? Y el hombre le contestó que no lo había hecho desde el primer día que había llegado al bosque, porque no le había quedado tiempo.

Alguien ha dicho:” En toda labor para ser productivo uno debe estar constantemente afilando su hacha”. Es decir constantemente actualizándose y haciendo lo mejor de una manera inteligente para lograr tener la productividad cada día. Hoy estamos envueltos en una crisis a nivel mundial, crisis que está trayendo reflexión a nuestras vidas. Nos está retando a hacer mejores cosas, con menos recursos y con mayor eficiencia. Creo que Dios tiene algo que ver con esto. Pues por medio de la crisis nos está llevando a simplificar nuestras organizaciones y hacer mejores cosas con menos recursos. Curiosamente muchas personas en el mundo de la administración moderna están captando la idea. Por ejemplo estaba leyendo el libro de Jason Fried llamado “How to make big things happens with small teams”, cuya traduccion sería más o menos : “Como hacer que grandes cosas sucedan con equipos pequeños”[1]. Y algunos de los puntos que más me gustaron fueron, cuando el dice que lo sencillo tiene sus ventajas porque con el tenemos cercanía con el cliente, hay menos distorsión, menos estorbos en el medio, todos pueden ir al frente, y hay una facilidad en cuanto a la implementación de los cambios. También el libro incluye que que mientras menos formalidad, hay más flexibilidad, mientras menos multitud, más cambio , mientras menos temor más libertad. Luego en cuanto al tema de abrazar las dificultades dice: “menos personas, más poder, menos dinero más valor, menos recurso mejor uso, menos tiempo mejor uso del tiempo.[2]

Ha llegado el momento de pensar de una manera eficiente, es decir ha llegado el tiempo de “afilar el hacha”.

Siglos atrás hubo una historia que coincidentemente se relaciona con un hacha, y la forma en que se extravío. Sucedía en el tiempo de los reyes, y en el tiempo de un gran profeta del Antiguo Testamento. Podemos encontrar su narración en el 2 libros de los Reyes capítulo 6:1-7. Escuchemos lo que dice la narración:

2Ki 6:1 Y los hijos de los profetas dijeron a Eliseo: Mira, el lugar en que habitamos contigo es muy estrecho para nosotros.

2Ki 6:2 Te rogamos que nos dejes ir al Jordán, para que cada uno de nosotros tome de allí una viga, y nos hagamos allí un lugar donde habitar. Y él dijo: Id.

2Ki 6:3 Entonces uno dijo: Te rogamos que consientas en ir con tus siervos. Y él respondió: Yo iré.

2Ki 6:4 Fue, pues, con ellos; y cuando llegaron al Jordán, cortaron árboles.

2Ki 6:5 Pero sucedió que cuando uno de ellos estaba derribando un tronco, el hierro del hacha se le cayó al agua; y gritó, y dijo: ¡Ah, señor mío, era prestado!

2Ki 6:6 Entonces el hombre de Dios dijo: ¿Dónde cayó? Y cuando le mostró el lugar, cortó un palo y lo echó allí, e hizo flotar el hierro.

2Ki 6:7 Y dijo: Tómalo. Y él extendió la mano y lo tomó.

¿Qué puede decirnos un pasaje como este, a una generación como la de nosotros que enfrentamos una crisis? Bueno en realidad el pasaje nos habla de cómo recuperar la eficiencia en medio de las crisis. Quiero usar Dos grandes preguntas: ¿Cómo se pierde la eficiencia? Y en segundo lugar ¿Cómo se recupera la eficiencia?.

I. Veamos entonces en primer lugar ¿Cómo se pierde la eficiencia? (2 Reyes 6:1-5ª)

Empecemos viendo el pasaje y determinemos como fue este hombre anónimo que había perdido su productividad o había perdido su eficiencia. Hay varias razones que veo en el texto que lo llevaron a esa situación. Lo interesante es que no necesariamente lo que nos hace perder nuestra eficiencia pueden ser cosas malas. Algunas de ellas son buenas en sí, pero si nosotros no estamos conscientes de ellas Estas cosas nos paralizaran y nos dejan inválidos para hacer lo que Dios quiere en nuestras vidas. Veamos cuáles son esas cosas? Sin embargo antes de entrar en las razones, quizás deberíamos establecer que significa eficiencia. Hay muchos acercamientos al concepto. De hecho no se puede hablar de eficiencia, sin hablar de eficacia, y efectividad? Son las tres la misma cosa o son diferentes? Después de buscar varias fuentes, pude resumir los tres conceptos de la siguiente forma. En primer lugar la efectividad se refiere a que se cumple determinado objetivo planeado con anterioridad. En cambio la eficacia. Significa además de que se cumple el objetivo deseado, ello se logra utilizando de manera "óptima" los recursos de que disponemos. Y por último la eficiencia. Es prácticamente hacer las mejores cosas .[3] Piénselo de esta forma: Un cazador se encuentra en la selva con sólo 5 cartuchos en su escopeta. En medio de la selva se encuentra con un León y una serpiente. El debe tomar una decisión de vida. Así que el objetivo es matar a un animal primero, quizás luego al otro, así que se puede decir lo siguiente: Disparar "una" bala al corazón es una acción "efectiva" pues el animal morirá (se cumple el objetivo). Disparar "dos" balas al corazón es igualmente una acción efectiva pues el animal morirá (se cumple el objetivo). Sin embargo utilizar una bala es una acción eficaz pues no malgastas los recursos, ya que gastar dos balas es desperdiciar tus recursos (balas) y por lo tanto disparar sólo una bala es utilizarlos óptimamente. Y finalmente disparar al león primero, en lugar de la serpiente es una acción eficiente, pues tienes menos probabilidades de ser alcanzado por una serpiente, a menos que estés cerca, así que la vida peligra más con el enfrentamiento de un león. Pienso que esta es la forma en que la administración, moderna, define los conceptos .[4] Ahora desde la óptica bíblica, claro que estamos llamados a hacer las tres cosas, pero existe un elemento que difiere de la administración humana a la administración divina. Esta categoría la mencionaré más adelante. Así que veamos la primera razón por la que se pierde el poder hacer no sólo las cosas, con los pocos recursos, sino las mejores cosas. (Eficiencia)

A. En primer lugar pueden ser las CIRCUNSTANCIAS (“el lugar es estrecho”)

El grupo de los profetas lo que propone es un cambio de domicilio para su organización. Esta escuela probabablemente estaba radicado en Gilgal , pues allí se encontraba Eliseo, según el 4:38. Además Gilgal estaba relativamente cerca del Jordán (unos 3 kms) del lugar donde ellos proponían levantar un nuevo edificio. La razón porque se están moviendo era debido a que el lugar donde estaban esta “estrecho”. La palabra hebrea es צָר (tsar). La expresión puede significar estrecho; (como sustantivo) lugar apretado (por lo general fig., i.e. problema); oponente (como atiborrando):- estrechamente, estrecho, humillar, reducir, tribulación. La idea no es solamente un problema de espacio, sino también de crisis y de aflicción . En realidad tenían un problema muy serio. Sin embargo la perspectiva de su crecimiento también se podía ver desde una óptica de ventaja. Israel estaba en un tiempo de tremenda necesidad espiritual, el liderazgo de Israel estaba en una total apostasía, había decadencia y hechicería en la gente al mando de la nación. Así que es reconfortante notar, que a pesar de eso, que la escuela de los profetas estaba creciendo, tanto que ya no cabían en su seminario. Que bueno pensar que Dios levantará hombres y mujeres de Dios para poder enfrentar desde una óptica espiritual, en el momento de las más oscuras crisis. Hoy por hoy una de las crisis más grande que estamos viviendo es acerca de la pérdida de empleos, según una fuente[5]: El desempleo en el mundo podría aumentar en 2009 en una cifra de entre 18 y 30 millones de trabajadores a causa de la crisis económica, y en hasta más de 50 millones si la situación sigue deteriorándose, según el último informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). El informe de la OIT sostiene asimismo que, de producirse este último escenario, cerca de 200 millones de trabajadores, en especial en las economías en desarrollo, podrían pasar a integrar las filas de la pobreza extrema. "El mensaje de la OIT es realista, no alarmista. Nos enfrentamos a una crisis del empleo de alcance mundial. Muchos gobiernos son conscientes de la situación y están tomando medidas, pero es necesario emprender acciones más enérgicas y coordinadas para evitar una recesión social mundial. La reducción de la pobreza está en retroceso y las clases medias a nivel global se están debilitando. Las consecuencias políticas y de seguridad son de proporciones gigantescas", . Este nuevo informe actualiza las proyecciones preliminares publicadas el pasado octubre, en las que se indicaba que la crisis financiera mundial podría hacer que el desempleo aumentara entre 15 y 20 millones de personas en 2009. Son alarmantes las cifras, y hacia allá vamos. Pero cuál es la perspectiva de una organización cristiana en medio de esta crisis? Lo veremos más adelante.

Para esta “organización “ de profetas, había un reto en medio de esa crisis. Ya no podía seguir con el mismo estilo de vida, pues el lugar ya se les había quedado chico.

B. En segundo lugar pueden ser los cambios (“vamos ahora al Jordán”)

Si ustedes notan ellos no sólo querían cambiar de edificio sino también de espacio geográfico. Esto implicaba una mudanza y una nueva escuela. Debían dejar la comodidad e ir a un lugar y poner manos a la obra. Muchas veces los cambios son programados y aún así nos pueden dañar. Sin embargo en un buen porcentaje podremos estar expuestos a cambios que vienen de improviso. Por ejemplo pienso en la persona que se divorcia, es un cambio que si no se asimila bien uno puede perder la eficiencia en la vida personal. Sobre todo si uno no traslada su duda y tristeza de Dios. A veces pueden ser cambios migratorios, la movilidad social, hace que las personas se sientan extrañas y sin pertenencia. Finalmente pueden haber cambios por despido de trabajos o por salidas de trabajo. El cambio es necesario, y creo que hay diferentes formas de cambiar. Por ejemplo se puede cambiar de lo malo a lo bueno, también se puede cambiar de lo bueno a lo mejor, pero hay un cambio que preocupa más es cambiar de lo mejor a lo divino. Es decir aunque haya hecho lo mejor, Dios me está llamando a obedecer su plan. Aquí es donde tenemos mayores dificultades las instituciones cristianas. El discernir que plan es el de Dios y someter todos nuestros planes buenos y mejores a los planes soberanos. Un ejemplo de eso fue Pedro.[6]

Citando a un autor :

Muchos cambios están ocurriendo a nivel mundial, exigiendo una nueva postura por parte de las organizaciones. No se pueden quedar observando y dejar que las cosas sucedan sin nada que hacer, pues esto puede acarrear inseguridad en cuanto al propio futuro de la propia organización. Hay algunos cambios que vienen como un huracán y no pide permiso para entrar, provocando una rápida inestabilidad si no se esta preparado gerencialmente para el cambio. La alternativa, muchas veces, es saber lidiar con lo ocurrido intentando sacar el mejor provecho posible de la situación. Muchas veces las personas no se comprometen con el cambio porque no saben lo que va a pasar. Por no saber como actuar. A razón de que lo nuevo no es algo definido, por lo tanto una forma de defenderse de lo desconocido es agarrándose de lo conocido y, consecuentemente negando lo nuevo. Un proceso de cambio ocurre de forma muy eficiente si todos están comprometidos con él. En tanto para que las personas se comprometan, estas no pueden ser atropelladas por el proceso, como si fueran algo ajeno al mismo.[7]

Entonces esto implica que que para tratar cualquier proceso de cambio es necesario manejar muy integradamente aspectos técnicos y aspectos humanos, ya que sin capacidad para tratar los aspectos humanos el proceso de aceptación del cambio y la adopción de los aspectos técnicos propiamente del cambio o el objeto principal del cambio organizacional, en función, resultan mucho más dificultoso y hasta pueden tener una gran probabilidad de fracaso. Notemos como se maneja este cambio en el pasaje. Hay una expresión que me llama la atención, una que dice uno de los profetas “el lugar en que moramos contigo” Aquí se puede ver, una expresión de comunicación y confianza entre ambas partes que están involucradas en el cambio. Están los “de abajo” y “está el de arriba”. Pero no dice la expresión “laboramos contigo”, ¡No! Dice “moramos” contigo. Esta expresión יָשַׁב yasháb en hebreo significa sentarse (espec. en quietud); por impl. morar, permanecer; establecerse, y note casarse. Habla de una relación de mutua aceptación. Este cambio es dialogado, y es negociado. De hecho la iniciativa viene “de los de abajo”, ¿quien ha dicho que la gente “de abajo” de la organización, no desea cambiar? Lo curioso es que los empleados tiene la capacidad para comunicarse con su cabeza y la cabeza tiene la capacidad, no sólo de oir, sino también de aceptar el cambio. Eliseo “el profeta de Dios” es sensible a interpretar los “mensajes” de sus discípulos y está abierto a embarcarse en un cambio necesario.

El cambio no sólo procede de una excelente comunicación entre los involucrados en dicho cambio, sino que también tiene pasos estratégicos. Primero ellos diagnóstican “es estrecho” luego planifican “debemos movernos al Jordán” y finalmente ejecutan “tomemos allí cada uno una viga” y “hagamos allí lugar en que habitemos”. Si notamos no hay presión, sino que disposición. ¿Por qué los hijos de los profetas estaban dispuestos a cobrar una cuota de incomodidad? Porque, en realidad el objetivo mayor no estaba en el cambio en sí. Sino en que el estar más cómodos, con mejores recursos, y mayor espacio daría cabida a más profetas, y al haber más profetas y portavoces del Eterno, Israel volvería tener más luz. En realidad, si los profetas se hubieran quedado en su micromundo de “su morada” se hubieran perdido que ellos no estaban allí solo para cambiar, sino que debían cambiar porque de esa manera podían hablar más de el Jehová que Israel había olvidado. Era la reputación de Dios la que estaba en juego, y eso valía la pena de sacrificarse en cuanto al cambio. Si en nuestra organización logramos enviar el mensaje que lo que está en juego es “el corazón de Dios”, es decir si logramos rescatar con fuego y pasión y nos apropiemos siempre de esta oración: “Que mi corazón sea quebrantado por aquello que quebranta el corazón de Dios[8]. Entonces tendremos la seguridad que nos moveremos como un solo hombre.

C. En tercer lugar puede ser LA LIMITACION DE LOS RECURSOS (“era prestada”)

Si ustedes se dan cuenta la historia de la escuela de los profetas es la historia de la institución que tiene limitados sus recursos. Hay varias cosas que se ven en cuanto a las carencias. La mano de obra es realizada por ellos, vea los verbos “tomemos” (vrs.2) “hagámos” (vrs.2) “cortaron” (vrs. 4). No hay dinero para pagar que otros hagan el trabajo. Toman el proyecto en sus manos y luego lo realizan. Aquí podemos ver dos tipos de recursos que posee esta organización.

1. Recursos materiales

Estos están definidos por los conceptos: “madera” (vrs.4), árbol (vrs.5), hacha (vrs.5) , palo (vrs. 6). Estos son los elementos materiales de la organización. Son cosas palpables. Nuestra organización tiene dentro de sus valores el hecho de que somos “mayordomos”. Es decir rendimos cuenta, y es un excelente valor. Pero no solo rendimos cuentas de las cosas, o de los recursos materiales. También somos mayordomos de las personas que tenemos a nuestro cuidado. De las comunidades, no sólo debemos cuidar reportar bien los refrigerios, los almuerzos, o gastar bien nuestro dinero en las capacitaciones, también debemos cuidar a los necesitados. Verlos como personas y no como una estadística que refleja que hemos hecho un trabajo. Una de las cosas más curiosas, y que Dios me habló últimamente, es el hecho de que los dos ladrones en la cruz, que acompañaron a Jesús, podemos describirlos como eran , como hablaban, que pensaban, pero no sabemos su nombre. En términos de trabajar con los “oprimidos” podemos saber cuáles son las zonas de mayor pobreza, podemos manejar los índices de pobreza en nuestro país, pero me he preguntado si sabemos nombres de algunos pobres. Es más fácil hablar del concepto de la pobreza y ser especialista en la pobreza de El Salvador y difícilmente recordar el nombre de alguno de esos pobres.

El Vicepresidente de Visión Mundial, para la estrategia del Programa Internacional Bryant Myers dice: “Cuando nos referimos al contexto, nos parece que éste es algo que está lejos de nosotros. Uno de los desafíos que tenemos que encarar es el de darnos cuenta de que nosotros mismos somos parte del contexto, que desempeñamos un papel en él, sea cual sea nuestra situación particular. Hablar de misión integral es hablar de la encarnación. Necesitamos reconocer nuestro papel y cómo a fecta a aquellos a quienes desea mos servir”[9]

2. Recursos Humanos

También somos mayordomos de las personas. Hay por lo menos varias personas en esta narración que están desempeñando un trabajo, y algunos de ellos está realizando su mejor esfuerzo. La mejor manera de ser mayordomos de los recursos humanos es con un actitud de “serviazgo”. Note que los profetas le dicen a Eliseo : “te ruego que vengas con tus siervos”. Esta es una invitación a acompañar a sus “empleados” en realidad la presencia de Eliseo sería un tremendo reto y ejemplo para realizar la obra. El estaría dispuesto a ensuciarse con ellos. Ellos tienen una petición y Eliseo la escuha y se involucra. En la búsqueda de la eficiencia podemos a veces a pensar sólo en términos de productividad y no de relaciones. John Maxwell dice : “La manera como se ve a sí mismo es la manera como usted sirve a la gente”[10]

En la historia del “Buen Samaritano” se ilustra como tratamos a los demás en base a como nos vemos a nosotros mismos. Note las diferentes maneras en las que el hombre atacado fue tratado en esta historia.

a) Los ladrones

Usaron a la gente, manipularon a otros,. Así que vieron al hombre como una víctima para explotar.

b) Los sacerdotes

Guardaban la ley, eran puros. Así que vieron al hombre como un problema que evitar.

c) El Samaritano

Fue despreciado, sabía lo que se sentía ser ignorado. Así que vio al hombre como una persona que amar.

Cuando líderemos , seremos tentados a hacer las tres cosas en nuestro ministerio: explotar, evitar, y amar a las personas. La meta es dejar atrás sus fallas y ver sus necesidades. Hace algunos años , algunos líderes cristianos se encontraron en una Cumbre. Su meta , fue definir la fe cristiana en una sola oración. Ellos llevaron su meta a un paso más allá, definieron el cristianismo en una sola palabra. La palabra que escogieron fue: “Cristianismo es : Relaciones”. Lo que nos separa de todas las religiones del mundo es centrarnos en las relaciones. Nuestra fe está construída en relaciones, no credos o disciplinas. Considere esto. Cuando le preguntaron a Jesús acerca del más grande mandamiento. El dijo: “Ama al Señor con todo tu corazón, mente, alma y fuerza” (una relación vertical), y “ y a tu prójimo como a ti mismo” (una relación horizontal). Jesús no dijo : “En esto conocerán que son mis discípulos, en que hayan memorizado cincuenta versículos de la biblia. En lugar de eso , El dijo que la manera en la que el mundo sabría que somos sus discípulos es en como manejamos nuestras relaciones. ¿Qué tanto amamos a la gente?

Así que Eliseo tiene gran recurso humano que puede ayudar y amar. El pone en práctica los elementos de un liderazgo, con total rendimiento a su Dios. Hay tres actitudes que debemos desarrollar como líderes en total rendimiento a Dios.

* No debemos tener nada que COMPROBAR (no tratamos de proyectar nuestro valor personal)

* No debemos tener nada que PERDER (No nos esforzamos por tener buena imagen o popularidad)

* No debemos tener nada que ESCONDER. (No andamos con juegos, sino somos transparentes)

Si somos observadores, Eliseo tenía todos estos elementos en su liderazgo de la escuela de los profetas.

D. En cuarto lugar puede SER EL ACTIVISMO (mientras derribaba un árbol)

Nadie está en contra del trabajo fuerte, activo y visible. Todos tenemos el mandato de trabajar, y hacerlo bien. Si ustedes notan, la gente está metida en su trabajo. Está ocupada. En un mundo que cada vez más las ocupaciones son altamente exigentes, o aún aquí en Visión Mundial somos altamente ocupados y productivos, podemos caer en un activismo desenfrenado y que al contrario de ser más eficientes, podemos llegar a perder la eficiencia. El econmista italiano Wilfredo Pareto demostró el principio del 80/20[11]. Este principio nos dice que si enfocamos nuestra atención en nuestras actividades más importantes, lograremos el más alto resultado. De hecho si nos enfocamos en el 20% de las prioridades más importantes, lograremos el 80% de los resultados que deseamos. El principio podrá ser aplicado a nuestra vida diaria para habilitarme a liderar con eficacia. Al estudiar este concepto se desprende el siguiente aprendizaje:

* La actividad no equivale a logros

Es decir mi meta no deberá ser solamente mantenerme ocupado. Hay que buscar a las personas más sabias y lugares donde invertir su tiempo.

* Trabaje más inteligente no más duro

Trabajar más inteligente significa trabajar en lo que usted pueda realizar y delegar a otros lo que ellos pueden hacer. ¿Qué caso tiene trabajar extremadamente duro cuando se logra tan poco?

* Organice o agonice

Si puede aprender a organizarse, entonces se volverá más eficiente en lograr que las cosas se hagan. A cambio, esto le ahorrará mucho tiempo y frustraciones

* Evalúe o estánquese

Determinar donde está parado en relación a su meta es muy importante. Para pasar el siguiente nivel de liderazgo, deberá evaluar su actual situación.

* Reaacionar no es liderar

Cuando usted pierde el control , ya no está actuando como líder , sino que está reaccionando a lo urgente. Si usted olvida lo ulterior, será esclavo de lo inmediato.

Sé que es difícil muchas veces, dentro del contexto latinoamericano, poner en práctica este tipo de filosofía europea. Pero como cristianos somos llamados a ser buenos mayordomos del tiempo, y esto nos puede servir. Siempre me gusta utilizar un pensamiento de José Martí, el Héroe de la Independencia de Cuba, considerado con justicia uno de los pensadores latinoamericanos más notables del XIX cuando expresó:

“Emplearse en lo estéril,
cuando se puede hacer lo útil;
ocuparse de lo fácil,
cuando se tienen bríos para intentar lo difícil;
es despojar de dignidad al talento.

En la narración del pasaje, el hombre anónimo perdió su hacha (eficiencia) cuando estaba ocupado trabajando. Tenemos un gran peligro de convertirnos en simples religiosos . Espero que no estemos tan ocupados que no tengamos tiempo de nutrirnos de la Palabra de Dios.

II. Ahora la segunda pregunta que planteamos es ¿Cómo recuperamos la eficiencia? (2 Reyes 5b-7)

Siempre me he preguntado porque hay personas que tienen gran carisma, o una tremenda capacidad, gran carácter, palabra inpecable, pero poca productividad y eficiencia. En este pasaje encuentro a uno que le echó ganas, y de repente lo increíble sucedió. Se le cayó el hacha. Nunca dice que la soltó, sino que se le cayó el hacha. La palabra en hebreo es נָפַל nafál. Su traducción implica caer, arrojar, , caer, caída, decaer, derramar, derribar, derrumbar, desmayar. El modo verbal implica que se le cayó, como consecuencia de agotamiento. Eso se llama perdida de efectividad. Muchas veces , yo no puedo recuperar mi hacha. Tal vez nos preguntaremos . ¿Si estamos en la voluntad de Dios como es posible que no estemos dando en el blanco y no seamos eficientes? Toda organización comienza apasionada, pero a medida que avanzamos en los trajines de la vida puede perderse. Sin embargo se puede recuperar lo que se ha perdido. Ahora quiero que veamos cinco cosas que podemos hacer para recuperar la eficiencia.

A. La primera cosa es que DEBO REACCIONAR

El pasaje dice: “gritó diciendo” La palabra hebrea es צָעַק tsaác y significa raíz prim.; dar un grito desgarrador; gritar, quejarse. Esto implica que no debo quedarme tranquilo, debo buscar. Debo aprender a motivarme . Si quiero recuperar mi hacha, debo desatar emociones que no me dejen dormirme en mi vida. Hay mucha gente que está sentada en la derrota. Debemos recordar el ejemplo de los 4 leprosos más adelante en el capítulo 7:3 “porque nos estamos aquí hasta que muramos “…vrs. 5 “se levantaron pues…para ir” No debemos quedarnos paralizados, Dios no nos ha dado espíritu de cobardía. Tengo la victoria en Cristo. Así que debo reaccionar. Debo reaccionar a mis sueños. El hombre no consultó con Eliseo. Si te quedas sentado te mueres!! Reaccionar lo define el diccionario como la acción que resiste, se opone a otra acción. Debo oponerme a lo que está viniendo en contra de mí. Es la acción de resisitir. Los antónimos es resignarse, pacificarse, o someterse. Como Visión Mundial estamos reaccionando ante un tiempo de crisis. Y que bueno, que nos hemos anticipado a muchas cosas. Dios va honrar nuestra reacción.

B. La segunda cosa es VOLVERME A LA FUENTE DE MI EFICIENCIA

“Ah, señor mío era prestada”. El texto nos dice que era prestada. La palabra hebrea da la idea que el hombre había rogado y empeñado su palabra para cuidar lo que le había sido dado en préstamo. Quizás no era un leñador muy experimentado, pegó muy fuerte con el hacha y se le escapó cayendo al agua. Llama la atención su honestidad, pues no se excusó diciendo: “la cabeza estaba floja y se salió” o “bueno cualquiera puede tener un percance como éste. Sino que gritó “ah, señor mío era prestada”. Recuerde que el hierro era muy escazo en esta época y por lo tanto debió haber sido muy costosa el hacha. Es bueno tener más cuidado con lo prestado que con lo nuestro, pues denota un agudo sentido de responsabilidad. El Señor nos enseñó que debemos amar al prójimo como a nosotros mismos, y una forma lógica de expresar nuestro amor es cuidando los bienes de ellos. Una pregunta que viene a mi vida, entonces es ¿quién es el dueño de lo que hago en su obra? Dios, por lo tanto es imperativo que cuando perdamos la eficiencia debamos volvernos al poder sobrenatural de él. Debo conocer a mi Señor, Eliseo es su representante, el pude interceder por este hombre en crisis.

¿Recuerdan que les hable de las tres palabras efectivo (lograr cosas) eficaz (lograr cosas buenas) y eficiencia (lograr las mejores cosas)? Bueno he aquí en donde una organización cristiana se separa de la secular. Nosotros no sólo debemos tener los tres conceptos en nuestra administración sino que debemos hacer como este hombre debemos incluir asertividad. Qué es la asertividad?Es actuar de una forma debida y correcta, ante un hecho que se te presente. Es la capacidad que tiene un individuo de responder con amplia posibilidad de 'acierto' ante una determinada acciòn.[12] El NT usa una palabra bastante similar al concepto en el libro de Romanos 12:1 es la palabra “comprobéis”. En ese sentido la “asertividad bíblica” implica actuar de una forma debida y correcta en concordancia a los planes de Dios a un hecho que se te presente”

Podemos lograr efectividad (hacer las cosas) eficacia (hacer buenas cosas) y eficiencia (hacer las mejores), pero no servirá sino tenenos “asertividad” hacer las cosas en concordancia al diseño de Dios. Este hombre sabía que sólo un milagro lo salvaría. Estaba perdido, no tenía salidas naturales a su problema, pero si tenía espacio para una salida sobrenatural. Este hombre va en busca del profeta, el representante de Dios y por lo tanto espera una solución de parte de Dios. ¿Ahora porque debe ir al profeta? Porque el perder un objeto pesado en un río inmenso donde el agua no es clara, es una labor imposible, pues es demasiado difícil encontrar algo así. Entonces lo que este hombre necesitaba era un milagro. Por eso va en busca de algo sobrenatural. Estoy convencido que esta crisis nos llevará al mismo territorio, en donde solo el poder sobrenatural de Dios nos sacará adelante como Visión Mundial.

C. La tercera cosa es FOMENTAR UN ESPIRITU DE REFLEXIÓN

Si analizo bien, me doy cuenta o mejor dicho yo estoy consciente de que cosa me han robado mi eficiencia en mi vida, en mi trabajo. Sólo nosotros sabemos donde hemos perdio nuestra eficiencia. Pueden notar la pregunta de Eliseo: ¿dónde cayó?. En otras palabras ¿Dónde la botaste? Soy el responsable de haber perdido mi eficiencia. Si no reconozco el lugar donde perdí mi hacha, tengo serios problemas. Debo reconocer el lugar donde perdí el hacha. Abraham tuvo que dejar a Lot y a Agar antes de heredar la bendición. Este es el tiempo en que se debe buscar a Dios en oración y en autoevaluación no solamente técnica sino también en cuanto a la ética. Son preguntas que debemos hacernos, pues no sólo debemos preguntarnos en que manera estamos fallando técnicamente al Señor, sino también en cuanto nuestra integridad. Es bueno preguntarse si no hemos perdido algo en esta área. Y si ha pasado es bueno saber que Dios puede ayudarnos, pues la Biblia dice que el no menospreciará al espíritu contrito ni humilde. Debo ser honesto con Dios y conmigo mismo y señalar con honestidad donde nos perdimos del camino. Es aquí donde debemos depender de nuestras disciplinas espirituales, por sobre todo de la oración. Jesús mencionó tres clases de oraciones (Mateo 7:7) en la que los lìderes cristianos deben aprender a prevalecer. La primera es PEDIR, esta es la oración de fe. Con ella nos sostenemos de las promesas de Dios por fe. La segunda es BUSCAR esta es la oración de la dedicación. Con ella buscamos conocer la voluntad de Dios. Y la tercera es LLAMAR esta es la oración de interseción. Con ella oramos por la persona que no puede o no va a orar por sí misma.

D. La cuarta cosa es RECUPERAR MI CONFIANZA EN DIOS

Una vez que le enseñó el lugar, en ese momento Eliseo hace la cosa más absurda. “Cortar un palo”. Probablemente el tendría una hacha o lo hizo con la mano, en realidad la palabra hebrea habla de un “manojo” puede ser una ramita. Dios siempre puede dar órdenes con cosas que nunca me imagino, y generalmente lo opuesto a lo que necesito. Las soluciones de Dios no están enmarcadas por la lógica humana. Lo más llamativo del pasaje es la caída del hacha (probablemente la cabeza de la herramienta) en el río Jordán y la forma tan sencilla en que Eliseo la hace flotar en contra de las leyes físicas de la naturaleza. El peso específico del hierro es 784 veces mayor que el peso del agua y por lo tanto la fuerza de la gravedad hace que se hunda profundamente en el río. Pero el Dios de Eliseo, creó la naturaleza, no está atado a las leyes de la misma y puede otorgar a sus siervos el poder para revertir los valores y aligerar el peso del hierro. Así como el hombre creado por Dios mediante métodos científicos-técnicos, logra producir agua pesada para los reactores nucleares, cuanto más con su ayuda puede producir un hierro liviano que flote en el agua para resolver el dilema de un siervo suyo. No digamos de Visión Mundial. Dios por lo general da todo lo contrario. Dios siempre quiere que la gloria sea sólo para él. Dios siempre puede hacer algo cuando hay carestía. Debemos confiar y descansar en lo absurdo de Dios. Sino recordemos las tinajas de agua y la transformación en vino. Si quiero recuperar mi hacha debo prepararme para hacer cosas absurdas. Vemos que Eliseo no le explica su voluntad, pues el hombre siempre quiere explicación. Dios no necesita dar explicaciones sino que el quiere ordenarnos y llevarnos a la obediencia y a la dependencia en fe, y lo que ha dicho en su Palabra. Como Visión Mundial debemos entender que tenemos un llamado supremo de compartir las buenas nuevas del Reino de Dios . Eso significa que no podemos darnos el lujo de sacar de nuestras quehacer los principios bíblicos, debemos como Pablo tener en mente como era su carga al compartir el evangelio de Jesucristo. En Romanos 1:14-16 , Pablo expresa tres actitudes concernientes al evangelio. Primero ESTOY OBLIGADO (vr.14) es decir compartir las buenas nuevas del reino es una deuda que tengo con el mundo. Segundo ESTOY ANSIOSO (vrs. 15) es decir estoy en fuego para compartirlo con el mundo y en tercer lugar NO ESTOY AVERGONZADO (vrs. 16) Lo compartiré porque es el único mensaje que transforma. Así que una cosa que Visión Mundial jamás debe perder es anunciar la buenas nuevas del reino de Dios en todo lo que hace.

E. La quinta cosa es DEBO VOLVER A CREER EN MI MISMO

Cuando el hombre recibe el milagro, Eliseo se voltea y no se lo da hasta que el hombre lo tomó y recuperó la fe en si mismo. Recuerde el error había sido de él. Lo significativo del pasaje es que Eliseo no le dice” bueno no lo vuelvas hacer” o “no vuelvas a ser descuidado” “sé mejor mayordomo”. El sabe que el error fue porque todos estamos expuestos a equivocarnos. Lo deja que el tome el hacha para que no quede herido , y se sienta que el puede hacer algo en la recuperación de su error. Esta sencilla conclusión del relato nos recuerda que en todo milagro hay una función divina y otra humana. Hay ciertas cosas que para nosotros son imposibles de realizar y de las cuales Dios se encarga. Sin embargo una vez que el hierro estaba visible en el agua, no era responsabilidad de Dios extraerlo, ni de Eliseo extraerlo del agua. Esto era algo que el discípulo podía hacer. Es más, debía hacer por su sanidad emocional, laboral y espiritual.

Charles Dickens dice en su libro:”Fue la mejor y la peor de las épocas, el siglo de la locura y de la razón, de la fe y de la incredulidad; fue un período de luz y de tinieblas, de esperanza y desesperanza, en el cual se percibía el horizonte más espléndido y la noche más oscura. En una palabra, fue un siglo tan diferente del nuestro que solo puede hablarse de él en superlativo ,tanto como para bien o para mal”[13] Y creo que estas palabras se aplican proféticamente a nuestra era. Hoy tenemos el peor de los momentos, pero los hijos de Dios y nuestra organización tenemos la mejor de las oportunidades para mostrar al mundo que tenemos un Dios extraordinario , que está vivo y moviéndose en los destinos del mundo. Debemos comprender que Dios tiene un plan extraordinario para Vision Mundial. Beth Moore una de las mejores escritoras cristianas que he leído dice: “Si Dios lo dijo, quiero creerlo. Si Dios lo da, quiero recibirlo. Si Dios lo muestra, quiero percibirlo. Si Satanás lo hurtó, quiero recobrarlo.[14]

Así que nuestra oración debería ser en la peor de las épocas:

“Dios es quién El dice ser, Dios puede hacer lo que El dice que puede hacer,Yo soy quien Dios dice que soy, todo lo puedo en Cristo y La Palabra de Dios está vida y activa en mí. Por tanto no temeré mal alguno.

[1] La presentación puede ser hallada en www.37signals.com

[2] ibid

[3] espanol.answers.yahoo.com/

[4] Por lo menos los que consulte. En las teorías administrativas, muchos no se ponen de acuerdo con estos conceptos. Por ejemplo algunos dicen que eficiencia y eficacia es lo mismo. En mi opinión hay una gran diferencia.

[5] Según el boletín de www.los recursos humanos.com

[6] En Hechos 10, podemos ver que Pedro había cambiado de pescador de peces a pescador de hombres (malo a lo bueno) pero también cambio de judío a líder de la iglesia cristiana (lo bueno a lo mejor) pero finalmente tuvo que cambiar de lo mejor a lo soberano (debía abrir la iglesia a los gentiles, que siempre fue el plan soberano de Dios)

[7] www.monografías.com

[8] Esta oración es de Bob Pierce, el permitió que Dios ajustara su manera de pensar, de modo tal que se ocupó de los necesitados por los cuales Dios se preocupaba. Bob Pierce fue utilizado por Dios para fundar World Vision y Samarita´ns Purse, con el propósito de ministrar a los necesitados alrededor del mundo.

[9] Bryant Myers, Caminar con los Pobres, pág 30

[10] John Maxwell, Seminario de Liderazgo, pág 28

[11] www.slideshare.com

[12] www.psicopedagogia.com

[13] Historia de Dos Ciudades, Charles Dickens, pág 5

[14] Creerle a Dios, Beth Moore, pág 41

 

 

AGREGA TUS SERMONES, REFLEXIONES, ILUSTRACIONES O ESTUDIOS BIBLICOS AL NUEVO SITIO DE TUSERMON.COM


PREDICAS Y PREDICADORES

Predicas y Predicaciones de Cash Luna
Predicas de Dante Gebel
Predicas de Marcos Witt
Predicas y Predicaciones de Guillermo Maldonado
Predicas y Sermones de Juan Carlos Ortiz
Predicas y Mensajes de Max Lucado
Predicas y Estudios biblicos de R.C Sproul
Predicas y Sermones de John Piper
Predicas y Sermones de Armando Alducin
Predicas y Sermones de Charles Stanley
Predicas de Joel Osteen
Predicas y Mensajes de Joyce Meyer
Predicas de Chris Richards
Predicaciones y Sermones de Rick Warren
Predicas y Sermones de John Osteen

Más Predicadores


SIGUEME NETWORK | MUSICAGOSPEL.COM | TUSERMON.COM | PREDICAS.CO | JUGUEMOSJUNTOS.COM | SIGUEMEMAS.COM